INVESTIGACIÓN DE MERCADOS

La generación Satori

Por: Cinthya Flores Es fácil asociar juventud con esperanza o con estupidez. Pero al final juventud nos hace pensar en algo intenso, amor, ganas, riesgo, egoísmo, etc.

¿Qué pasa cuando todo esto se disuelve en el cinismo o la sabiduría de lo pasajero que es la vida?, parece ser que la respuesta es la generación Satori. Sin entrar en filosofías, la generación Satori se caracteriza por realmente no desear nada, para bien o para mal sin aspiraciones.

El siguiente video fue mi primer acercamiento con la generación Satori, una generación que no busca reproducirse y ya ni siquiera el intentar lo divertido de intentarlo. En un mundo donde toda necesidad pareciera tener un producto que la satisfaga, la generación Satori llena su necesidad de afecto de una manera muy racional. Sin esperar más o menos de lo que su bolsillo pueda dar.

suda_01

En un nivel menos extremo, en mis conversaciones “during the lunch time” me toca escuchar como jóvenes o adultos de 26 años no saben que quieren hacer de su vida, tomando un trabajo que les de para vivir con lo básico, viven con sus papas, no tienen auto y no aspiran tener uno, la ropa de marca no les genera interés, no les gusta cocinar pero tampoco ir a restaurantes caros, viven sin estrés o la frustración de “todo lo que me falta por alcanzar”, sin duda la primera idea es: que chingón que no se preocupen por eso. Pero después parece triste, gris y soso en pocas palabras desabrido. (Si, ya no soy la primer casilla de edad de las encuestas.) ¿Qué no exista deseo es bueno o malo? Me queda claro que es una pregunta de muchos grises y pocos extremos. Siempre los que nos vamos haciendo más maduritos vamos a criticar a los que vienen atrás. Es el ciclo, a veces por qué no somos capaces de ver lo nuevo, lo fresco y otras por que el cinismo llega a un nivel que impresionante. La generación Satori se encuentra concentrada en Japón, pero considero que ya se empieza a ver los brotes a nivel global. Tal vez suena raro decir que es una generación de nicho. No un movimiento pero sin duda una subcultura que vale la pena voltear a ver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s